martes, 11 de marzo de 2008

OTRA VEZ LA MAÑANA

Otra vez la mañana me contiene en un verso
al que no puedo dar explicaciones
debido a la sordera
que le ha diagnosticado mi memoria.

Otra vez la mañana hace de Judas
mientras que las farolas persisten en la idea
de tender a infinito
y el pasado se gasta el presupuesto en bombillas.

Otra vez
la mañana se acuesta entre mis dientes
como el gas de un gin tonic a deshoras.

Otra vez.
La mañana.



Uno de los últimos poemas que escrito y del que me siento especialmente orgulloso porque llevaba tiempo queriendo nacer y por fin se abrieron la luz y el espacio suficientes.

6 comentarios:

Rocío dijo...

¡Buenísimo!
Volveré...

mariiiiiii dijo...

que puedo decir......ole,ole y ole

Cigal Bermudez dijo...

un día más... una noche sin viento ha pasado y la madera se retuerce, anunciando viento sin noche...
Saludos,

Antolín Amador Corona dijo...

Muchas gracias Rocío, me alegrará volver a verte buceando por aquí

Antolín Amador Corona dijo...

Ni que fueras de la familia Mariii ja ja ja. Besotes

Antolín Amador Corona dijo...

Cigal, no se puede decir mejor, gracias por la inspiración que me dejas. Abrazo