miércoles, 9 de junio de 2010

The box

Necesito una caja de zapatos.

Tengo la mariposa, los billetes de tren

y el paquete de Lucky

sobre la mesa en la que escribo.

No es un mal sitio, pero

hacen interferencias

y se convierten

en la carta de ajuste de mis días.

Necesito una caja

donde poner a salvo

las cosas que dejaste a mi atención.

Aquí,

al aire libre

y conmigo mirando hasta gastarlas

corren el riesgo

de cambiarse de idioma

para que no las llame por tu nombre.

4 comentarios:

tino dijo...

Como siempre genial. Un disfrute estos versos. Una limpieza de formas sin igual Me encantaron. Un abrazo amigo. Tino

Antolín Amador Corona dijo...

Gracias Tino, siempre generoso con mis letras. Un fortísimo abrazo.

Gustavo Calderón dijo...

El desarrollo de la idea, una historia completa en pocos versos, ha sido una grata experiencia haber dado con este poema. Un placer. Saludos.

Antolín Amador Corona dijo...

Aún ando en el empeño de conseguir una tijeras exactas. Gracias Gustavo