jueves, 24 de octubre de 2013

Nílotna bajo la lluvia

Juan José Alcolea es un gran amigo desde hace ya unos años. Más años hace aún en los que es un poeta de madurez, de barba blanca y frondosa. Tras ver la presentación y la exposición de "La cara que pongo cuando llueve" sus puños y sus muñecas se llenaron de arte menor para regalarnos una preciosa "crónica". Me gusta mucho el Sr. Alcolea. Gracias Juanjo.



4 comentarios:

Ana Garrido Padilla dijo...

Yo no estuve, pero estuve, eso tiene esto nuestro de la poesía y de la amistad a boca llena y abrazo abierto. Gracias a ti, Antolín, a Juan y a Cristina. Y a Juanjo por contarlo y hacerme presente. Sois grandes, mi corazón estaba con vosotros. Ahora mismo llueve, mucho, así que voy a buscar un espejo.

Juanjo Alcolea dijo...

Gracias, Antolín por exponer este pequeño comentario versificado de una noche taraceada de vinos, poemas y amistad.
Gracias Ana por acercarte, te llevamos, estuviste con nosotros.
Un abrazo.

Antolín Amador dijo...

Claro que estuviste Ana. Las personas especiales estám en los momentos especiales. Se te nombró, nos acordamos de ti y recibimos tu apoyo. Un besazo.

Antolín Amador dijo...

Gracias a ti Juanjo por esta preciosidad que rebosa cariño por todas partes. Tienes un arte contagioso que nos empapa. Y de mayor quiero tener tu barba :-)

Un gran abrazo.