sábado, 14 de julio de 2012

Secuela del Himno

                                                     "Por ti las madrugadas y el estiércol, la mentira en la boca y la amenaza."
García Casado.


Por ti los patrimonios concertados,
los recuerdos docentes y las alas.
Por ti los árboles enteros,
las escaleras limpias,
el mar y los garbanzos.
Por ti los vasos que despiertan
y las excusas dormitadas.
Por ti los scalextrics,
el centro de Madrid,
los teatros abiertos,
las manos que se cierran.
Por ti las mariposas
fanáticas del pelo,
los códigos lumbares
y los perfumes cítricos.
Por ti volar de sobra
y vender caras las heridas.

4 comentarios:

tino dijo...

Precioso. Qué bueno es este poema. El sentimiento a flor de piel en este rosario de dádivas honrosas. Un "por ti" que remata perfecto en esos versos finales donde "volar y vender heridas" es lo justo.
Gracias por compartir los versos. Un abrazote amigo.

fcaro dijo...

Es imposible que este poema sea de otro que de AA. ¿Qué es eso del cambio de destino?

Desconcierto dijo...

Buenísimo, de verdad.

un abrazo

Bárbara dijo...

qué bonito. acabo de descubrirte, encantada